Maitre Philippe de Lyon

25 de Abril 1849 – 2 de Agosto 1905

  No es muy fácil hablar del Maestro Philippe sin caer en términos clásicos, o en frases dichas y redichas en múltiples obras y en numerosos espacios.

Hombre sencillo, no ha querido dejar escritos, ni lecciones después de su muerte. Preconizaba con el ejemplo: amar al prójimo come a si mismo; nunca hablar mal de nadie; pisar su orgullo; practicar la caridad; tener cuidado y rezar porque el cielo lo puede todo! Y ponerse entre las manos del Padre. Hacer suyos los Evangelios y seguir el camino del Amigo, de Cristo. Estos eran sus principios.

Decía:” no busco la dignidad en usted, pero la humildad. Vuestros esfuerzos son los míos”.

No esperaba agradecimientos, ni aun ser pagado en moneda liquida por sus intervenciones durante las funciones o un otro lugar. No, exigia de todos esos pobres, esos afligidos, esos corazones en sufrimientos que venían hacia El, pagar con moneda del Cielo, es decir, no calumniar ni decir mal de su prójimo. Y rezaba y hacia rezar con El las almas que el Cielo Le enviaba.

Decía también:” Aquí curamos perdonando los pecados…” Por lo tanto, si tenía como misión perdonar los pecados, esto hace suponer que fue investido de una misión divina bien definida y fuera de lo común.

Pero esta gran misión no le impidió conocer desgracias, y la muerte prematura de Victoria, su hija bien amada. El mismo dirá:”esta muerte me ha crucificado vivo». Ha sufrido por el mundo, y se fue golpeado y herido por el comportamiento de los hombres. Humilde entre los humildes ( no se le llamaba el Padre de los Pobres?), médico de las almas y de los cuerpos, ha conocido las angustias y los dolores de este valle de lágrimas. Es por lo tanto en pleno conocimiento de la condición humana, por haberla vivido, que su mensaje resuena aun en nosotros a través del tiempo. Los anos no han alterado Sus propósito que siempre tiene el valor de ejemplo. Está presente en el corazón de todos aquellos para quien es Amigo fiel, un Padre amante, dedicado y compasivo:

“… no tema perderme; tengo un pié en el fondo del mar, uno sobre la tierra, una mano hacia usted, y la otra hacia el Cielo. Por lo tanto, siempre me encontraran. Siempre estaré con ustedes, no adelante de ustedes, pero con ustedes...” (02.12.1902)

Su historia

  Es el 25 de abril de 1849, en Saboya todavía italiana, en el pequeño poblado de Les Rubathiers, del pueblo de Loisieux, que el joven Nizier Anthelme Philippe nace en la noche, a las 3h de la mañana. Los elementos están desencadenados. El poblado está sacudido por una violenta tormenta para por fin dejar sitio a una gran estrella muy brillante. Es una modesta casa de campesinos que acoge este niño excepcional. Porque, es excepcional. Efectivamente, unos meses antes, el santo Cura de Ars, cruzando la futura madre le anuncia:

“Dentro de un tiempo, tendrás un hijo, y subirá muy alto”

Sus padres, María y José, porque sus padres tenían que llamarse así, para que esta alma excepcional pueda encarnarse, acoger su primer hijo que será el mayor de 5 hijos.

Desde sus primeros anos, el cura del pueblo nota que el joven Philippe es diferente de sus pequeños compañeros de juego. Es despierto e inteligente y ya hace lo que podemos considerar como milagros. Si un alumno no se siente bien, el simple hecho de estar al lado del joven Philippe lo hace sentirse bien. Cuando su padre lo manda cuidar el ganado, por medio de una rama, traza un círculo alrededor de los animales, y no hay uno solo que se escape. Y si sus padres no tienen conciencia del potencial de su hijo, el cura del pueblo que le ha tomado cariño y que descubre en él grandes capacidades, lo incita a seguir estudios. Tiene 14 años y decide ir a Lyon.

Alojado en casa de su tío materno, sobre las pendientes de la Croix Rousse, va a ayudarlo en la carnicería. Ganando unos centavos, esto le permite inscribirse en la Institución Sainte Barbe, en donde también se dieron cuenta rápidamente de este joven brillante que obtiene su certificado de gramática.

Es por lo tanto entre los obreros que tendrá la posibilidad de ejercer nuevamente su arte milagroso y se da cuenta que sus facultades han incrementado. Recibe esta población de trabajadores laboriosos en la Plaza Croix Paquet, consagrándoles sus pocas horas de libertad. Cura los cuerpos y cura las almas. A la edad de 16 anos, resucita el hijo de un amigo, en Gorge de Loup. Con una voz fuerte y tierna, ordena “levántate”, el difunto se levanta inmediatamente…

Nunca abandonara los barrios pobres de la “Colina donde de trabaja”, pero recibirá igualmente en una sala en Perrache, y durante el conflicto de 1870 lo incorporan dentro de la “Legión de Marche”, sus pacientes no tardaron en pedir su libertad al Prefecto de la época. Un nuevo barrio nace en Brotteaux. Da igualmente entrevistas en el 117 calle Vendôme, 5 calle Masséna, calle Duquesne y en el 4 Boulevard du Nord (actual Boulevard des Belges).

Es en los años 1874-1875, que se inscribe en la Facultad de Medicina y de Farmacia y por ese hecho, frecuenta las salas de enfermos del hospital del Hotel-Dieu. Los “mandarinos” ven de muy mal ojo, este joven estudiante que interviene en forma extraña con sus enfermos, evitándoles operación, amputación y otro acto quirúrgico. Y cuando se enteran que ese Philippe quiere ser médico, no es más que un vulgar curandero, le prohíben permanecer allí y de seguir los cursos. Unos años más tarde, es el Tsar Nicolas II quien le entregara su diploma de médico.

He aquí nuestro amigo desligado de todo compromiso y libre de hacer las voluntades del cielo. Se coloca entre Dios y los hombres de los cuales escucha y alivia los sufrimientos recomendando la oración, la caridad, la tolerancia, la bondad, y sobre todo no hablar mal o calumniar su prójimo.

Efectúa un buen matrimonio en 1877, con Jeanne Julie LANDAR, joven de Arbresie, de salud delicada, a quien cura. Joven de clase acomodada, (la familia posee varias casa en Lyon y en Arbresie), ayudara Philippe, poniendo su fortuna a su disposición, permitiéndole así de tratar gratuitamente sus enfermos, pagar los alquileres de los más necesitado, las “ madres solteras” rechazadas por la sociedad, y todos aquellos que vienen a él para implorar su ayuda.

De esta feliz unión nacen dos hijos: Victoire el 11 de noviembre 1878 y Albert el 11 de febrero de 1881. Albert vivió unos meses. Victoria se apagara a sus 25 anos. Prueba dolorosa que aniquilo el padre de esta alma cristalina…pero dirá,” Cuando un soldado cae, hay que ajustar las filas…”

La pareja se instala en el Clos Landar, en Arbresie. El Maestro va a Lyon para asegurar las reuniones en el 35 calle Tete d’Or, edificio que posee por su esposa. Trabaja también en su laboratorio de la calle del Boeuf, elabora medicamentos, pociones y otros remedios que da a sus pacientes.

Su notoriedad atraviesa la región lionesa, Francia, y cruza las fronteras como un rayo. Es el Padre de los Pobres, todos aquellos que la medicina declara incurables, todos aquellos sin un centavo, de los desesperados, de los rechazados por la Sociedad. La sala de consulta esta siempre ocupada. La mayor parte del tiempo, son personas humildes que vienen hacia él. Pero también hay algunas damas de alta clase, cuyas riquezas materiales son inútiles para obtener la curación o la ayuda esperada.

Imagen en ese momento de 35 rue d'Tête Or, Lyon

El Maestro lo sabe todo, ve en las almas y pide a todos la misma cosa; no hablar mal, no calumniar y amar a su prójimo.

Cuando los ocultistas de la época oyen hablar de Él y lo encuentran, abandonan magia, teúrgia, orientalismo y otras ciencias para seguirle, El quien venera la Virgen, que se entrega enteramente al Padre y al Cristo y que declara: Hay que leer los Evangelios. Cuanto más avance, más le darán. “

Si es reconocido por servicios prestados en numerosas cortes, a numerosos jefes de estado o a personajes de alto rango, es calumniado en su país Algunos no pueden comprender este hombre fuera de lo común. La facultad lo considera como un charlatán y lo asignan ante el tribunal. De proceso en proceso, hartos de guerra, estos científicos acaban por dejarlo tranquilo y enviarle todos aquellos que no logran curar, viniendo a veces ellos mismos, como último recurso, para miembros de su propia familia.

Sus amistades extranjeras, particularmente con la corte de Rusia, donde el zar Nicolas y su esposa, la zarina Alexandra, le tienen alta estimación hacen que sea vigilado y espiado por los servicios de la Seguridad Nacional. Su correo abierto, su casa vigilada, su personal interrogado. Una campaña de prensa difamatoria lo arrastra por el lodo tanto en Francia como en Rusia. A veces, para viajar, debe disfrazarse…

El Maestro sufre por todo eso, pero la muerte prematura de su hija Victoire, el 29 de agosto 1904 lo destrozara aun más.

Ha dicho

“que había sacrificado su hija, que se había quitado el derecho de curarla y que ella se había ido para aplanar el camino”

Se reunió con ella el 2 de agosto 1905….

Adjunto, algunas fotos del Maestro

Reservados todos los derechos - Association Maitre Philippe 2016

Association Maitre Philippe

Vous voyez une version text de ce site.

Pour voir la vrai version complète, merci d'installer Adobe Flash Player et assurez-vous que JavaScript est activé sur votre navigateur.

Besoin d'aide ? vérifier la conditions requises.

Installer Flash Player